El comienzo del viaje

Fundado en el año 1942, en la ciudad de Chascomús, Atalaya surge como una empresa familiar dedicada a la elaboración artesanal de sus propios productos, rasgo que se ha mantenido a través del tiempo y que hoy constituye una de sus marcas de identidad.

El estilo Atalaya conserva parte de la nostalgia por los antiguos paradores ubicados a la vera de la ruta, en cuyos amplios salones comedores la familia solía disfrutar del café servido en jarras metálicas, pero ha incorporado como parte de su proyecto la modernización del espacio, creando un ambiente ideal para los más jóvenes, donde ahora pueden elegir entre los sabores de antaño o las nuevas tendencias de cafetería Express.

Productos Atalaya

Desde nuestros inicios las Medialunas son horneadas día a día en nuestros grandes hornos a leña, siguiendo la misma receta que nos ha caracterizado y diferenciado a lo largo del tiempo.

Las medialunas doradas y recién horneadas son, sin duda, nuestro producto y marca distintiva.

Con el correr de los años fuimos incorporando nuevos productos y presentaciones, algunos de los cuales ya se han convertido en nuevos clásicos, como nuestros conitos de dulce de leche, o alfajores.

Permitiendo que nuestros paradores sean disfrutados por todas las generaciones con la misma experiencia de nuestros inicios.

Paradores

El estilo de Atalaya conserva parte de la nostalgia por los antiguos paradores ubicados a la vera de la ruta, en cuyos amplios salones comedores la familia solía disfrutar del café servido en jarras metálicas.

Gran parte de la “experiencia Atalaya” significa esto, disfrutar del tradicional café acompañado de las artesanales Medialunas; experiencia que constituye una cita obligada, lugar de descanso y punto de encuentro de muchas generaciones de argentinos que hacen un alto en su viaje.

VISITANOS
Parador Atalaya