EL COMIENZO DEL VIAJE

Fundada en el año 1942, en la ciudad de ChascomĂșs, el Parador Atalaya surge como una empresa familiar dedicada a la elaboraciĂłn artesanal de sus productos, rasgo que se ha mantenido a travĂ©s del tiempo y que hoy constituye parte de su identidad.

Por tal motivo el Parador Atalaya se ha convertido en cita obligada, lugar de descanso y punto de encuentro de muchas generaciones de argentinos que hacen un alto en su viaje para disfrutar, ya sea de las clåsicas medialunas acompañadas del tradicional café o de la gran variedad de productos que ofrece.

La empresa, de un tiempo a esta parte, se ha fijado como meta ampliar sus fronteras y ofrecer a sus clientes una nueva experiencia, sin por ello perder de vista el valor de lo autĂłctono como sĂ­mbolo de pertenencia.

TU VIAJE ESTÁ MEJOR